¿Cómo se remueve un tatuaje? (2)

Las cremas para eliminar tatuajes del tipo «hágalo usted mismo» y otros tratamientos caseros no son eficaces y pueden causar irritación en la piel u otras reacciones.

El riesgo de remover un tatuaje es que te queden cicatrices, esto es en todos los tipos de eliminación. También es posible que haya alguna infección o cambios de color en la propia piel.

Cirugía láser

Sin duda la más conocida, los láseres liberan energía en un pulso único, son el tratamiento elegido con mayor frecuencia si te arrepentiste del tatuaje de tu ex. “Nd:YAG Q-switched”, podría usarse en pieles más oscuras para evitar cambiar el pigmento de la piel de manera permanente.

En este caso, se adormece la piel con anestesia antes del tratamiento, posteriormente se aplica un potente pulso de energía sobre el tatuaje para calentar y desfragmentar la tinta del diseño. Es importante mencionar que si te hiciste uno con varios colores, vas a necesitar hacerte el procedimiento varias veces.

Después del procedimiento, es posible que observes hinchazón y, quizás, ampollas o sangrado. Un ungüento antibacteriano puede ayudar a la cicatrización. Seguramente necesitarás varias sesiones para aclarar el tatuaje, y podría no ser posible borrarlo por completo.



Entradas recomendadas