Desamor y empleo, principales motivos para borrar un tatuaje


Un tatuaje sin duda representa una decisión personal e íntima que deja huella de por vida, que tiene sus motivos y sus musas, algo que se consulta con la almohada. En algunos casos, el paso del tiempo puede acabar con el encanto y se opta por cubrirlos con otra pieza o si es posible, retirar la tinta de la piel por medio de algún tratamiento láser. Principalmente acuden clientes a borrarse sus tatuajes porque buscan entrar a alguna corporación seria como para ser militares. Lo mismo ocurre para algunos casos del sector salud o quienes buscan cargos administrativos, ya que persiste ese requisito para ingresar. Los motivos principales por los que acude una mujer a retirarse un tatoo también están relacionados con rompimientos amorosos, entre los cuales había un símbolo compartido o incluso el nombre de la pareja. Ocurre mucho por rupturas en las relaciones, ya que tenían tatuado el nombre de la persona y más que cubrirlo deciden borrarlo de su piel. Inclusive hay mujeres que se lo quitan hasta porque a su novio no le gustó. Mientras tanto, los casos menos frecuentes son aquellos que no les gustó cómo les quedó el tattoo. Quitarlo no es inmediato, es un tratamiento que contempla varias sesiones de láser, donde el tiempo de recuperación después de cada sesión es de aproximadamente un mes. Asimismo, la eliminación completa del tatuaje dependerá de varios factores como el tipo de tinta, el tamaño del tatuaje y los colores utilizados. Es una eliminación progresiva en donde se requiere de mucha paciencia y ciertos cuidados. Un tatuaje se puede borrar al 100% y el número de sesiones dependerá del tipo de piel y el tipo de tinta, ya que hay algunas que contienen mucho plomo y tardan más en eliminarse”.



Entradas recomendadas