¿Es el fin de los tatuajes “a color”? (2)


Aunque la ley se acordó en diciembre de 2020, a la industria se le dio un año para ajustarse a los cambios en la ley y encontrar alternativas. No obstante, Gwenaelle Reaume, secretaria de la asociación “Tattoo Belgium”, confesó que la pandemia producida por el Covid-19 había retrasado la investigación y la producción, por lo que pedía al gobierno más tiempo para encontrar una solución. En este sentido, la Comisión Europea expresó que los fabricantes y artistas habían tenido un año para prepararse y que existen alternativas, a excepción de dos pigmentos en particular, para los cuales se otorgó más tiempo para encontrar reemplazos.

“El objetivo de la restricción es hacer que las tintas para tatuajes sean más seguras y proteger a las personas de problemas o efectos graves para la salud, es la medida más adecuada para controlar los riesgos que plantean estas sustancias y es proporcional al riesgo porque aportará beneficios significativos a la sociedad, al tiempo que no impondrá impactos económicos significativos en las cadenas de suministro”, expresan desde la ECHA.


Entradas recomendadas