top of page

Tatuajes vs. talento: por qué la tinta ha dejado de ser tabú para las empresas (6)

Un ejemplo emblemático son las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que suelen vetar el acceso a quienes exhiban tatuajes que comunican mensajes considerados inadecuados, por ser violentos, racistas u obscenos, y someten al candidato a una valoración psicológica para comprender el origen de los mismos. También prestan atención a la visibilidad, tanto por una cuestión de decoro como de seguridad: en según qué tarea puede ser peligroso ser reconocibles.

Aun así, incluso en estos ámbitos las barreras se están derrumbando y con el Real Decreto del 8 de noviembre de 2021 se permitió la entrada en la Guardia Civil y la Policía Nacional también a quienes llevaran tatuajes no cubiertos por el uniforme (siempre que no sean problemáticos). Esto se decidió también para no discriminar a las mujeres, obligadas a vestir uniformes con falda y por lo tanto con más piel que mostrar.

Si todo el mundo se tatúa, el tatuaje puede perder algo de su fuerza identitaria y convertirse en una simple decoración. No obstante, Cubero asegura que los verdaderos apasionados “huyen del concepto de moda, porque el tatuaje es para siempre, o sea, el contrario de la moda, que es efímera”. Quizás los tatuajes sean como las opiniones: es imposible que todos las aprecien, pero es importante poderlas expresar libremente.



Comments


Entradas recomendadas
Entradas actuales
Archivo
Palabras llave
Siguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page