Tres cosas que podría revelar sobre ti el hecho de hacerte un tatuaje (1)


Últimamente se han realizado varias investigaciones con el fin de entender la personalidad de aquellos que deciden pintar su propio cuerpo

Ya sea un tatuaje maorí que recorre toda tu espalda, unas letras chinas que no sabes muy bien lo que significan, un 'amor de madre' o las huellas que simbolizan a la mascota que tuviste en la niñez, un tatuaje por lo general siempre representa algo tanto para ti como para el resto del mundo. Aunque con el paso de los últimos años se han ido poniendo más de moda (según las estimaciones realizadas por la Academia Española de Dermatología, uno de cada tres españoles de entre 18 y 35 años tiene un tatuaje), no se puede decir que nacieran precisamente ayer. De hecho, si nos remontamos un poco (bastante) en el tiempo, la primera persona de la que se tiene constancia que dibujó retratos en su propia piel fue Ötzi, el Hombre de hielo, la momia más antigua de nuestros antepasados europeos, que vivió durante la Edad de Cobre. Se ha especulado que podrían haber sido realizados por aquel entonces como una especie de acupuntura, o función mágica y curativa. Después de él, desde Egipto a Grecia o Roma, son muchas las civilizaciones posteriores que también se apuntaron a la moda de decorar su cuerpo de esta manera.



Entradas recomendadas