Intervalos entre las sesiones

Cada tratamiento empieza con una consulta y una información detallada sobre el procedimiento a seguir con el láser, sus beneficios, alcances y posibles complicaciones. Se deberá comenzar tratando una zona pequeña del tatuaje a modo de prueba.

Cada sesión dura aproximadamente de 20-30 minutos, dependiendo del tamaño del tatuaje a borrar. 

 

Se recomienda dejar pasar al menos 3 a 8 semanas entre las sucesivas sesiones para dar tiempo a que los macrófagos y el sistema linfático puedan realizar la eliminación y permitir la total recuperación de la piel. Cuanto mayor sea el tiempo transcurrido entre las sesiones, mayor será la eliminación y la recuperación de la piel.

 

Las sesiones del Láser de nanosegundos se pueden repetir con un intervalo mínimo de 4 a 6 semanas; las del Láser de picosegundos con un intervalo mínimo de 3 semanas , en cuyo transcurso se eliminan poco a poco todos los pigmentos hasta que desaparezcan completamente.

Los tatuajes más recientes suelen responder mejor al tratamiento. Una vez haya curada la herida propria del procedimiento del tatuaje se puede iniciar el tratamiento de eliminación.

C. Alhelí 2 (P109), Urb. Mayber, Ed. Caxluwen

38296 La Laguna, Tenerife, Canarias, España

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon